El Castillo de Barba Azul

11 05 2011

Un hombre con pasado que no puede ser recordado de viva voz, un hombre torturado por ese pasado, que tiene a tiro de piedra, a una hermosa mujer, Judith, que, adolece de una curiosidad por saber más y más, sin preveer que en un momento, ese afán por desvelar más, la llevará a ser la última víctima de Barba Azul. Una vez más, las pasiones, personaje principal en la ópera, son el eje sobre el cual gira la presencia de un hombre torturado por satisfacer a una mujer libre, conquistadora y amante de los placeres de la vida.

Esta expresión lírica culmina con la apertura de la séptima puerta, donde Barba Azul se muestra renuente a abrir porque sabe que hasta ahí será el fin del camino para Judith, se siente halagado por satisfacer esa atención que demanda la mujer. El pasado se refleja en fantasmagóricas figuras de mujeres hermosas, que en diferentes tiempos de su vida, representadas en el amanecer, el medio día, el atardecer, y por último, el ocaso que viene a llenar la mujer curiosa.

Un universo pasional, salpicado por la experiencia virtual de la música, innovadora para sus tiempos, con avances en cambios de ritmo, que representan la metáfora de la voluntad del amante y la amante de las pasiones.

Anuncios

Acciones

Information

Me interesa saber tu opinión, déjame un comentario, reflexión o cualquier aportación ¡será bienvenida!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: