El deporte también es cultura

26 05 2011

Hace bastante tiempo, compartí el gusto por formar parte de un equipo de futbol con un grupo de seleccionados en el CECyT 6 Miguel Othón de Mendizábal, jóvenes y deportistas, estábamos siempre en la mira de los demás, particularmente de las miradas femeninas. Como parte de la preparación física, nos invitaron a participar en el equipo de futbol americano de los Búhos y entrenábamos en sus instalaciones en Av. de los Maestros, pero sólo por temporadas, ya que el equipo para practicar este rudo deporte, correspondía a un precio que no todos, podíamos pagar, y el que utilizábamos, eran equipos prestados, desgastados por el uso y sin un buen mantenimiento. Cuando transcurre el tiempo, los compromisos adquiridos absorven la mayor parte del tiempo, y la falta de visión compartida, disminuyen el deseo de seguir con esa cultura. Después de algunos años, me incorporé a un grupo de entusiastas trabajadores, formando parte de la selección de basquetbol de otro CECyT, el 14 Luis Enrique Erro, pero, los años no pasan en balde. La falta de compromiso de todos, fueron haciendo mella en el acondicionamiento físico de la gran mayoría. Éramos considerados “deportistas de fin de semana”, aunque el deseo de mantenerse en forma, se mantenía firme, no siempre tuve la disciplina necesaria para destacar.

Pero ahora, después de algunas temporadas de incipientes comienzos, llevo un total de dos meses ininterrumpidos de practicar una de las ramas de atletismo: correr. Si, pero no con el afán de romper récords, pero sí de mantener en forma la maquinaria, necesaria para mantenernos cuando menos, en un buen momento. Comparto ahora, que el fin de semana anterior, tuve la oportunidad de asistir al estadio de CU en compañía de amigos, quienes, con boleto en mano, me invitaron a compartir esos momentos. En un ambiente fiestero, la cantidad de fanáticos (esa es la palabra más que aficionados) pumas, convirtió ese escenario en un maremagnum de colores, sonidos y cánticos, en donde los universitarios se cubrieron de gloria al obtener su séptimo cmapeonato. Soy politécnico por convicción, y en ese ambiente, parecía un “burro” disfrazado de “puma”, claro, sin la camiseta. La salida del estadio, fue tranquila, ya que salimos cuando nadie quería salir, todos se quedaron celebrando el triunfo, mientras que nosotros aprovechamos para, salir junto con algunos aficionados del Morelia, quienes tristes y cabizbajos, salieron entre una cantidad de gritos sin oportunidad de repetición.

Grité hasta quedar ronco, pero, para el mediodía, después de algunas bebidas refrescantes logramos disminuir la temperatura corporal, la voz había vuelto a mi cuerpo. En otra oportunidad, claro, estaré presente en otro evento cultural.

Anuncios

Acciones

Information

Me interesa saber tu opinión, déjame un comentario, reflexión o cualquier aportación ¡será bienvenida!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: