Aprendiendo a aprender

23 09 2011

Taller de redacción

Casa de las humanidades

Coyoacán

Estoy convencido que todos los días aprendemos algo nuevo, sea conocimiento, experiencia u otras personas. Llegué a esta casa de las humanidades en Coyoacán un poco descontrolado mentalmente porque nuestro portalito sigue sin funcionar bien y ese sinsabor me distrajo. En la mañana temprano fui a ver a José Luis Soto en ESIQIE, luego a pagar en el banco para enseguida dirigirme a entregar una computadora portátil a la hermana de mi amiga, María Eugenia, a quien vi muy rápidamente por la premura del tiempo.

Regresé a mi escuela con varias llamadas que no pude atender, para después ir en transporte público a esta casa de las  umanidades de la UNAM. Cumplí con los trámites administrativos de rigor y me dirigí al salón de clase a conocer a mis compañeros por 12 semanas y a la maestra.

La maestra Concepción es una persona muy interesante de conocer, con una experiencia de más de 30 años dando clases, cursos y talleres, con un amplio conocimiento en literatura, lo que me motivó a dejar a un lado ese sinsabor de la mañana.

Aprendí el día de hoy que la escritura es un proceso  que se divide en cuatro grandes fases:

  • Pensar: Para tomar decisiones narrativas
  • Investigar: Para conocer más
  • Redactar: Para plasmar las ideas por escrito
  • Corregir: Para regresar al inicio del proceso

Me comprometí a tener la mente abierta a todo lo nuevo, y me encontré con algunos conceptos desconocidos como “pergeñar” que significa idear algo con habilidad y “fenecer” que significa morir, conceptos suficientes para poco a poco ampliar mi vocabulario.

¿Sabías que el lenguaje es una forma de ordenar el pensamiento y que lo aprendimos de manera natural escuchando las palabras desde pequeños? Casi podría asegurar que desde que estamos en el vientre materno, empezamos a aprender el lenguaje. Este lenguaje además, nos ayuda a jerarquizar nuestras ideas.

El lenguaje y la escritura convergen para crear el aprendizaje de manera continua así que utilicé mi cuaderno de notas que Liliana me regaló para dibujar el esquema que se me vino a la mente y recordé el símbolo de “reciclaje” que nació de un concurso para celebrar el día de la Tierra el 22 de abril de 1970.

Necesitamos aprender con “h” mencionó la maestra, y en mi mente vinieron imágenes de policías atrapando a delincuentes, que es donde he escuchado ese concepto, pero ahora entiendo otro significado de “aprehender” donde el lenguaje es un medio de comunicación y es una forma de preservar las ideas, involucrando en este proceso a la imaginación y a nuestro vocabulario.

La maestra Concepción nos hizo una pregunta ¿qué vamos a mejorar? Sabemos escribir, pensamos en nuestro propio contexto pero nunca nos detenemos en pensar que podemos mejorar en:

  • La propiedad
  • La corrección
  • La eficiencia comunicativa

Por propiedad entendemos la adecuación interna entre lo que pensamos y escribimos, la corrección es el proceso de distinguir cuando utilizamos inadecuadamente algún concepto, mientras que la eficiencia comunicativa es la transmisión de un mensaje que sea comprendido por nuestro lector pero sobre todo, aceptado.

Esto nos trae como reflexión, para los que intentamos escribir de manera decorosa ponencias y escribir trabajos para enviar a congresos que debemos reflexionar para quiénes escribimos, bajo cuáles circunstancias y en qué contexto va a leernos.

Anuncios

Acciones

Information

Me interesa saber tu opinión, déjame un comentario, reflexión o cualquier aportación ¡será bienvenida!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: