La traviata…

18 04 2012

Tres actos para describir el extravío de Violeta no son suficientes para mostrar los sentimientos de una mujer libre e independiente. Amor por un lado, pasión por los placeres por otro y el dolor de la inevitable partida son solo aspectos de una misma cara que, cual diamente tallado finamente, dejan entreveer el drama de la vida misma.

“Sempre libera”, siempre libre para vivir de un placer a otro es un cliché que, lo contrario a las ideas del cambio y la transformación, es una expresión intensa en la búsqueda de encuentros y uniones con otros seres.

Presentada en tres actos distantes en el tiempo, el salón en casa de la Traviata, su casa de campo en las afueras de París y en la intimidad de su habitación, lencontramos a la muerte siempre presente en la vida de todos, disfrazada de un médico de cabecera, invita a la reflexión para que a pesar de las dificultares y los avatares de la vida cotidiana, es un gusto trascender a pesar del tiempo y de la vida, dejando huella a nuestro paso.





El ocaso ¿de los Dioses?

12 02 2012

El ocaso… ¿mito o realidad?
Es probable que hayamos escuchado de que los Dioses (en la antigüedad y en la actualidad) son inmortales, pero ¿si no lo son?
Estrictamente hablando si los Dioses son inmortales significa que no morirán nunca (adj. y com. Que no puede morir, fuente: http://wordreference.com consultado el 12 de febrero de 2012) y entonces encontramos una paradoja (ret. Figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que expresan contradicción, fuente: http://wordreference.com consultado el 12 de febrero de 2012).
La obra de Wagner es el capítulo final de un conjunto de óperas El Oro del Rhin, La Walkyria, Sigfrido y El Ocaso de los Dioses, siendo esta última la que el maestro comenzó con una tetralogía, por el final.
Los Dioses, según las creencias generalizadas en todos los tiempos, en todas las religiones, son seres que no padecen los problemas sentimentales de los simples seres mortales que padecemos de celos, ira, lujuria, en fin, todo tipo de acciones, conductas y pensamientos que son condenados por las divinidades. Pero en esta obra vemos que los Dioses son capaces de eso y más.
Lejos de escandalizarnos por cuestiones meramente carnales, al final de la puesta en escena, el amor (aunque para muchas personas eso no existe) orilla a una ex – diosa a compartir el sueño eterno con su esposo terrenal, quien a causa de una bebida mágica, hace que la olvide cuando va en busca de aventuras (porque su espíritu aventurero no lo deja en paz) y rompe el juramento de amarla por siempre.
Vela hace un comentario que durante la conferencia previa a la ópera provoca comentarios y risitas nerviosas al decir que las mujeres enfurecidas son de cuidado, pero nuestra experiencia nos dice que el preludio de situaciones controvertidas puede ser mucho mayor.
Amor, celos, ira, furia, son sentimientos que, al pasar los años y los siglos, la humanidad no puede dominar del todo y eso, crea consecuencias donde personas por malos entendidos, pueden pagar los platos rotos en cualquier tipo de relación.





Donizetti y su obra “Ana Bolena”

30 10 2011

Inaugurada en 1830 (hace 181 años) esta obra romántica hace patente las relaciones del rey con las damas de la corte quienes ofrecen y/o aceptan favores reales para ocupar un puesto dentro de la realiza. Anna Bolena fue un personaje de la vida real, cuya belleza e inteligencia no le favorecieron mucho, ya que falleció a la corta edad de 35 años.

Su ejecución en manos de su esposo (el rey) se debió a acusaciones de adulterio, incesto y traición. Su historia dice que fue acusada injustamente, y que después fue considerada mártir. Su encanto resaltaba a la vista por ser de piel más oscura que los ingleses de su tiempo con una larga melena negra y unos ojos negros y hermosos.

Se puede afirmar que forma parte de un catálogo de amores reales de Enrique VIII donde la búsqueda de un heredero varón era el motivo principal para buscar quién podría hacer ese favor.

La ópera se realiza en dos actos, cada uno de ellos con tres escenas, donde la soprano ruso-austriaca Anna Netrebko interpretó el papel estelar siendo la desafortunada segunda esposa del rey Enrique VIII. Su singular belleza y estilo interpretativo le dan lo necesario para que sea esta ópera una de mis favoritas.

Por cuestiones de índole personal no pude quedarme al final de la obra, pero mis amigos riieemitas seguran que estuvo inovidable.

 





La telaraña

9 09 2011

Las Bodas de Fígaro

Liliana me comentó que esta obra es ópera catalogada por ella como una de sus favoritas y me invitó a que compartiera esta experiencia con mis amigos riieemitas, una puesta en escena aquí, en la Ciudad de México, en uno de los escenarios con tradición, el Teatro de la Ciudad. Realmente no tuve una interpretación fiel de la obra, ya que su interpretación fue cortada para hacerla más corta (versión de Pedro, especialista en ópera), así que no me di por vencido e investigué las razones por las cuales es una de sus
favoritas. Sé que Liliana ama la ópera, razón por la cual me incomodó no sentir lo mismo,  y aunque es muy corta mi trayectoria
cultural, mi conciencia me decía que algo debía tener para ser tan interesante, y dediqué un tiempo en la búsqueda de mayor información.

Revisé algunos artículos en internet relacionados, y afortunadamente, verifiqué que el libreto de la ópera bufa musicalizada magistralmente por Mozart (es considerada como una de sus obras maestras, aunque en su época recibió muchas críticas) es de Lorenzo da Ponte (prometo guardar en mi memoria estos nombres). Una trama donde las relaciones y enredos de los personajes rondan las pasiones, los engaños, las venganzas y todos esos sentimientos que, siempre a flor de piel, suceden cotidianamente.

Dividida en cuatro actos, por fin entendí que Susana era acosada por el Conde a cambio de una dote por su matrimonio con Fígaro, éste a su vez fue cómplice del Conde para conquistar el amor Rosina, ella era amante de Don Bartolo un doctor en leyes, y él junto con Marcelina quieren hacer cumplir un contrato… pero para qué les platico la trama. Es probable que tropiecen con una confusión mayor a la que sentí el día de ayer.

Trataré de solo encadenar a manera “relacionar columnas” lo que encontré:

  • Susana y Fígaro – Futuros esposos
  • Conde y Susana – Amor prohibido
  • Basilio – Alcahuete
  • Fígaro y el Conde – Cómplices
  • Rosina – Esposa del Conde
  • Marcelina y Don Bartolo – Chantajistas
  • Susana y Marcelina – Vanidades
  • Susana y Cherubino – Encuentro casual
  • El Conde y Susana – No hay peor lucha que la que no se hace
  • Cherubino y Condesa – Sentimiento febril
  • El Conde y Cherubino – Furia y celos
  • Cherubino, el Conde y Susana – Otro chantaje

Este ejercicio, me permitió analizar los personajes, sólo en el Acto 1, los invito a que hagan los mismo para los restantes actos y tendremos una maraña de relaciones, que en la actualidad la podemos catalogar como una telaraña pasional. Tiene un final feliz, pero la confusión reina casi durante toda la obra.





Sin fotos pero con mucha imaginación

1 09 2011

La imaginación es un viaje que nos recrea un paisaje sin límites, donde nuestros sentidos juegan un papel importante en la representación de la misma. Y esta representación nos guía en la creación, recreación y hasta cambia la dirección de nuestras vidas. Cuando esta representación es recreada en una disciplina artística nos lleva al portal de la fantasía, donde la combinación de música, voces y actuación, se mezclan y armonizan con un significado singular, se transforman de manera mágina en una obra llamada “Elixir de Amor”.

El contexto de la ópera, los personajes, las experiencias personales, el momento irrepetible, convergen para que el espectáculo que vió luz por vez primera en 1832, en manos de su autor Gaetano Donizetti, nos traiga a la imaginación sentimientos que empatamos con la actualidad. Cuando conocí otra de las obras maestras de Donizetti, “Don Pascuale”, descubrí una sinfonía sentimientos naturales, que hicieron eco en mi mente, trayendo escenas de ese pasado del siglo XVIII. Similar a ese acontecimiento, la obra Elixir de Amor, trajo un romanticismo melódico acompasado por las voces de Adina (Lourdes Ambriz), Nemorino (Dante Alcalá) y Belcore (Carsten Wittmoser).

¿En cuántas ocasiones buscamos la pócima mágica para mojar la indiferencia y ser correspondidos en nuestros sentimientos? Ese detalle nubla la vista y el razonamieento, siendo vulnerables a ser engañados por completo.El Elixir de Amor lo buscamos fuera de nosotros, cuando por dentro, tenemos un sinfin de brebajes en sentimientos puros que pueden surtir efecto en la persona que deseamos o en la menos esperada. Reflexionando un poco encuentro que la indiferencia es reconciliada con la ignorancia, la esperanza muere con el final, el engaño no encuentra como crecer, la vida se reconcilia con el amor y el despecho… ese siempre está presente.





El rapto de Serrallo

17 05 2011

Los eventos culturales alrededor de las celebraciones del 50 aniversario del CINVESTAV traen para todo el público académico, una representación de la ópera “El rapto de Serrallo” protagonizada por jóvenes actores y cantantes de ópera del Taller de Ópera del INBA. Esta representáción se llevó a cabo en el Auditorio “Dr. Arturo Rosenblueth” del CINVESTAV Zacatenco, con los siguientes elementos:

Piano + Laptop + Proyector + Bocinas + Biombos

Algo sencillo, pero no por eso desmerecedor del reconocimiento a la calidad de los protagonistas. Asistieron alrededor de 150 personas, contando al grupo protagónico, que conté a 20 en total. Puedo resaltar  que a pesar de la juventud de los cantantes, tienen un gran potencial para ser cantantes de primer nivel. Por momentos, Constanza interpretada por Liliana Hernández, alcanzaba muy bien las notas exigidas por el personaje, Belmonte protagonizado por Alberto Pérez, conmbina muy bien su calidad vocal con el movimiento en escena, pero la que mejor interpretó su personaje Blonde (doncella de Constanza) fue una jovencita Elisa Pérez quien tiene cualidades histriónicas naturales de primer nivel. Osmin interpretado por Luis Sánchez, a pesar de su escasa corpulencia, es bajo, tiene potencia en su voz, claro, con los años, podrá mejorar significativamente.

Me dí a la tarea de buscar alguna escena en Internet que me diera una idea sobre la obra de Mozart, y lo que encontré, fué una puesta en escena muy elaborada, con la orquesta y cantantes de primer nivel, la ópera es de alta calidad.

Los actos.

El primer acto empezó con un retraso de 20 minutos, debido al escaso interés de la comunidad del CINVESTAV. Siguiendo el programa que nos dieron en la entrada, pude “empatar” con lo que veía en escena. A pesar de ser jóvenes, es notable que les hace falta un acondicionamiento físico mejor, ya que por momentos, el aire les faltaba para alcanzar algunas notas musicales, que fueron interpretadas por el director, el maestro Marco Antonio Verdín, al piano.

Para el segundo acto, mostraron interés por ganarle tiempo al tiempo, y dieron un intermedio de 10 minutos, tristemente ví como de los 150 que empezamos, solo regresaron alrededor del 80%. El aria de Belmonte, en el reencuentro con su amada, es un momento intenso de amor, bien interpretada.

El tiempo corre como agua entre las manos, y para el tercer acto, el drama y la angustia de ser atrapados, finaliza con la libertad de los amantes por parte de Selim, mostrando además, que los finales felices, pueden coexistir en la ópera. Es importante mencionar que la interpretación fué en alemán, con subtítulos en español, en el fondo de la pantalla.





La Valquiria

17 05 2011

¿Hasta los Dioses son presa de las pasiones? Al parecer, todo apunta que sí. Una muestra es la ópera que presencié en el Auditorio Nacional este sábado 14 de mayo, en compañía de mis amigos. La red RIIEEME es un grupo de exóticos que les encanta asistir a la ópera, y como un exótico más, me integro al grupo, desde hace algunos meses. Antes de la ópera, tuve una reunión de trabajo cerca del metro Normal, y salí corriendo al encuentro de mis amigos. Desafortunadamente, ya había empezado la ópera, y fuí conducido al “balcón de los castigados”, lo nombro así, debido a que por reglas del Auditorio, para no interrumpir en las entradas principales, dedican una especialmente para los que “llegamos tarde”. Ojalá y no se convierta en un mal hábito.

Empecé a ver la ópera faltando unos diez minutos antes de que terminara. La Valquiria. Un título alemán, siendo su lugar de origen, basado en las leyendas germanas. Estaban en el escenario Sieglinde y Siegmund, dos mortales enamorados, que cantaban a la luz de la luna, su amor. No entré contextualizado; es decir, no pude asistir a la plática inicial que cada sesión de ópera, brindan en el Lunario de manera gratuita, por Sergio Vela que, con su conocimiento y amplia experiencia cultural, nos induce a observar con mayor detenimiento el desenvolvimiento de los personajes, las características escenográficas, y los momentos más significativos de la obra.

¡Resulta que eran hermanos! Bueno, en nuestra cultura mestiza, es una relación que se prohíbe debido a riesgos genéticos que darían lugar a descendencia que se caracteriza por distintos grados de retraso mental y un conjunto variable de
anomalías somáticas, y algunas otras enfermedades. Aunque antes, estas relaciones no eran mal vistas por algunas sociedades europeas.

Llegó el intermedio, y con ello, pude acudir a la compañía de mis amigos, los riieemitas (así les digo de camaradería), para tratar de ponerme al corriente de los pormenores de la ópera. Ya en mi lugar, para el segundo acto, me sentí como en casa, rodeado por los amigos. Los dioses Wotan y Fricka, esposos, empiezan en la escena, en la que Wotan busca defender a su hijo mortal Seigmund en la batalla con Hunding, pero sin contar con que la diosa del matrimonio, su esposa Fricka, no quiere a Siegmund porque es producto de la infidelidad. ¡Miren nada más! Nótese lo siguiente: Siegmund es hermano gemelo de Sieglinde, los cuales se aman, y ella es hija mortal del Dios Wotan, por lo tanto, si son gemelos hermanos, entonces él también es hijo de Wotan… No, si les digo… estos enredos se dan a todos los niveles. Bueno, el segundo acto tarda más que los otros dos, pero la música, la calidad de las voces, la trama que no repite ningún parlamento, son motivos suficientes para que quedemos a merced de una obra y al pendiente de cualquier detalle para no perderse en los enredos. Pero claro, la hija desobediente de Wotan, Brünnhilde defiende a ¿su medio hermano Siegmund? en su lucha contra Hunding, a quien está a punto de derrotar, pero aparece Wotan, y lo deja a merced de su enemigo quien lo mata, y Brünnhilde escapa con Sieglinde ¿su media hermana-cuñada? para salvarle del castigo de Wotan.

Alrededor de las… bueno, dejémoslo en “x” horas, entramos para presenciar el último y tercer acto. Valquiria no estaba sola, tenía ocho hermanas, quienes no pudieron defenderla de la ira de su padre Wotan, huyen dejándolos solos para que reciba su castigo, nada mal por cierto, porque pierde su inmortalidad, y queda a sujeta a las pasiones humanas, donde será objeto de castigos “pasionales” por un esposo que la tratará muy mal… bueno, eso queda como pendiente para la siguiente parte de la ópera. La autoridad parternal, de la cual, la mayoría de nosotros rehuimos en algún momento de la vida, se fortalece cada vez más, a pesar de los ruegos y justificadas razones de desobedecer, por parte de una hija, que aceptó a final de cuentas su castigo.

Una excelente ópera… es mi segunda favorita.